• Divide el largo de tus pestañas en 3: base, medio y punta.
  • Coloca el rizador sobre las pestañas y asegúrate que todas estén sobre el repuesto Yoli.
  • Comienza presionando durante unos segundos la base de las pestañas inclinando el rizador Yoli ligeramente hacia arriba, repite éste paso a la mitad y casi en las puntas de tus pestañas para lograr un rizado curvo.